Archivos

Empezamos las clases…

el-signo-ascendente

Mi Sol Escorpio en Casa 3 me lleva a dar lo mejor de mí misma enseñando aquello que siento como transformador. Ese es mi Propósito. Disfruto haciéndolo e intento que lo haga también quien lo recibe.

Así que a partir de Febrero inicio una formación básica de Astrología psicológica en dos centros y horarios distintos simultáneamente en Rubí. Esta Casa 3 geminiana se expresa a menudo con su doble faceta.

Si quieres conocer el tuyo esta formación es para ti. Implica conocerte más y mejor, entender tus retos y contradicciones, el ‘para qué’ de tus experiencias.. con el objetivo de alinearte con tu Propósito de Vida….  El lenguaje astrológico y la mirada consciente a tu interior te ayudarán a comprender que fuerzas mayores se expresan en ti.

En este enlace tienes las fechas de los 7 talleres CURSO ASTROLOGIA

y en este el Programa. psico astrologia

Arrancamos el 9 y el 17 de Febrero, en función del día/horario que escojas.

Para inscribirte, contacta al 693922473 o via mail a estherbeltranfernandez@gmail.com

Anuncios

Saturno en Capricornio Taller

Sábado 20 Enero en Dharmayoga (Rubi) –  10 a 13 h

Los tránsitos de Saturno nos afectan tanto a nivel individual como colectivo, ya que se trata de un planeta ‘social’. Tras dos años y medio en el signo de Sagitario, el día 20 de Diciembre ha entrado en Capricornio, signo al que rige  y en el que permanecerá hasta Dic. 2020.

Su efecto no solamente lo notarán los Capricornio de signo o ascendente sino que todos nosotros tenemos una zona Capricornio en nuestra carta natal y allí es donde se manifestará su energía.

Este taller está destinado a comprender todo lo que conlleva para poder extraer lo mejor de este tránsito,  poner conciencia en su energía nos otorga grandes oportunidades de crecimiento y materialización. De pulir esa energía pétrea para extraer un auténtico diamante.

Facilitad vuestros datos de nacimiento (fecha, lugar y hora) para poder analizar en la carta de cada asistente que parte de tu vida se verá involucrada.  Podrás llevarte también una Esencia Astral para apoyar su integración. Es imprescindible la confirmación de asistencia. a  Dharmayoga, o a Esther Beltrán (693922473). Precio taller  40 Eur.

 

PLUTON-URANO en VIRGO, los eternos revolucionarios

Para entender bien lo que sucede en nuestros días, es importante conocer la influencia que recibimos aquellos que nacimos entre el 63 y el 67.  La generación de la conjunción Urano-Plutón en Virgo.

Si naciste en esos años y además eres Virgo de Sol o Ascendente, es muy probable que tengas esa alianza en tu carta como clave personal. En cualquier caso,  aunque seas de otro signo, el sector Virgo de tu carta está habitado con una combinación que no te puede dejar indiferente.

Esta generación entre la que me incluyo como ascendente Virgo y con estos ‘bad-boys’ en mi línea del ascendente, somos los cincuentones rebeldes que seguimos dando guerra a pesar de que lo que nos tocaría supuestamente por edad  es una discreta retirada en el aburguesamiento pertinente. Sin embargo, nacer con este par de guerreros en un signo como Virgo, que busca estar ‘al servicio’ de los otros, no nos permite demasiado relax. Para lo bueno y para lo no tan bueno, son resortes que se activan cuando el ‘momento’ lo requiere.

Nuestra misión colectiva es la de transformar y liberar.  Sino lo vives de forma activa, lo vives invocado. Quiero decir, no todas las personas de este colectivo van a vivirlo de forma activa. Algunas, negando su propia energía, van a vivir esta potente alianza a través de otros. La proyección es el resultado de cualquier energía de la que no podemos hacernos cargo.

Deshilando un poco la fórmula, vemos que Urano,  regente de Acuario, es el eterno revolucionario. Creativo, inconformista. El Rebelde con o sin causa. Es la ruptura con lo convencional. El Loco y el genio. El `rarito’. Cualquier concepto de ‘normalidad’ está en el polo opuesto de lo uraniano. Es un chispazo inesperado que hace retumbar los cimientos de cualquier cosa que huela a  caduco, convencional o antiguo. Como cualquier energía, puede polarizarse. Es decir, si tu no eres eso, vas a ser lo ‘opuesto’, de tal forma que atraerás a tu vida conflictos con ese arquetipo.

Plutón, por otro lado, regente de Escorpio, representa la máxima polarización entre luz y oscuridad. Su misión es transformar, no reformar. Provoca la muerte, literal y simbólica, de todo lo que toca. Es un super-heroe o un super-villano. Es un ave fénix. La capacidad de renacer de sus cenizas. Es de máxima intensidad y voltaje. Te lleva a los límites para trascender y hacer posible lo imposible. Se vincula al Poder.  El uso de dicho poder ya depende del nivel de consciencia de cada uno. Es a la vez, la oscuridad pero también la Luz que lo ilumina lo oscuro. Plutón puede arrasar lo que toca con el objetivo de construir algo nuevo.  Lo dicho antes sobre la polarización sirve todavía más con este arquetipo. Si tu no tomas consciencia de tu lado plutoniano, algo o alguien te lo va a mostrar…

Si imaginamos estos dos personajes dándose la mano, trabajando juntos, podéis imaginar la gran capacidad de transformación que contienen.

Pero hablemos de Virgo. La propia etimología de su nombre nos da la clave para entender la energía virginiana. Es la búsqueda de la Pureza. No entendida como concepto moral ni religioso, sino cómo búsqueda de la impecabilidad y la perfección. Su misión es servir para alcanzar esa armonía que nos devuelve lo puro. Lo Original, es decir, lo vinculado al orígen.  Virgo tiene la facultad de detectar lo que no funciona. Lo corrupto y sucio. Y se ofrece para restaurarlo. Es sanador. Nos recuerda que nuestra raíz está en la Tierra. en la Pachamama. Nos conecta con el amor hacia ella, con lo natural y genuino. Huye de lo artificial y ornamental. Es práctico y sensato. Es paciente. Como una hormiguita puede dedicar tiempo y esfuerzos a su objetivo. Pretende que todo funcione correctamente. Que cada pieza del engranaje sirva al perfecto funcionamiento del Todo al que pertenecemos. Para lograrlo a menudo su espíritu crítico, frío y observador puede confrontar a otros signos más emocionales. Sin embargo, es gracias a esa ecuanimidad que Virgo puede acceder mejor que nadie a la ‘objetividad’. Otra característica virginiana es la humildad. Actúa sin aspavientos, intentando pasar desapercibido. No busca el lucimiento personal, sino el bien común. Es este punto el que mejor lo conecta con su signo opuesto que es Piscis. Su lado oscuro puede ser excesivamente crítico y escrupuloso, caer en el hipocondrismo y resultar desagradable su exceso de negatividad por tender a ver todo lo ‘malo’.

Obviamente hablo del arquetipo. Nadie en lo personal representa el 100% de ningún arquetipo ya que todos somos un compendio de mezclas y contradicciones que sólo a través de la carta natal individual podemos desentrañar.

Sumando variables, encontramos así que Urano, el revolucionario, junto a Plutón, el transformador, se unen en este espacio virginiano que busca conectar el hombre con la Tierra y lograr que todo funcione en perfecta armonía…

Esos años, del 63 al 67, formaron la base del nacimiento de los movimientos Ecologistas que surgieron poco después (Greenpace 1971). Pero también tuvieron lugar sucesos como el asesinato de Kennedy o la lucha por los Derechos Civiles en EEUU, y todo el movimiento de rebeldía que se vivió en aquéllos tiempos, con la guerra de Vietnam incluida. Con los Beatles, Bob Dylan, marcando una nueva era musical. Los que nacimos en ese tiempo fuimos ‘marcados’ con esa rebeldía…

Decir que estos planetas/arquetipos, al ser trans-personales, son de difícil acceso desde nuestro yo individual. Requieren de un largo recorrido y aprendizaje, normalmente no exento de dolor, para captar ni que sea parcialmente, su naturaleza.  Así que es llegada la madurez, cuando empezamos a estar realmente preparados para asumir esas fuerzas. Sin embargo, nos resulta más fácil entenderlos cuando miramos al colectivo. Porqué de hecho, esa es su misión. Su propia lejanía provoca que los percibamos como lentos. De hecho nadie que esté vivo hoy volverá a vivir esa conjunción.  Urano tarda alrededor de 84 años en dar su vuelta completa, y Plutón más de 260…

Es clave entender, que toda esa generación, es la que está hoy ‘dirigiendo’ , en un sentido o en otro, los grandes movimientos de cambios que vemos a nivel social y colectivo. Polarizados en uno y otro aspecto. Pero impregnados de ellos. Por poner un ejemplo que nos toca de cerca en mi tierra, Carles Puigdemont,  es nacido en 1963. Capricornio de signo, ascendente Virgo con  Urano/Plutón…  La capacidad de resilencia de esta generación es extraordinaria. Eso sí, requiere de un importante trabajo personal para hacerse cargo de la bomba energética que representa esa fórmula. No es de extrañar así, que muchos de nosotros resonemos a nivel energético con ella. Más allá de ideologías, hablamos de fuerzas que nos empujan a re-evolucionar lo que no funciona.

En la actualidad, tenemos a Urano en Aries y a Plutón en Capricornio. Así que los nacidos con estos bad-boys en Virgo hemos recibido de alguna forma el efecto chispazo de ese Urano en Aries que ‘despierta al guerrero revolucionario’ y por otro lado a Plutón que está en el signo de Capricornio,  energía de Tierra bien relacionada con Virgo ( Trígono), que conecta también con la  llamada a la reconstrucción de un mundo mejor.  Y así estamos de ‘revoltosos’ algunos cincuentones…

Pero al final de todo, conviene recordar, que no hay cambio externo sin cambio interno. Así que, amados coetáneos, no paremos de re-evolucionar nuestro mundo interior. Porqué el mejor servicio y legado que podemos dejar a las generaciones futuras, es la auto-sanación de nuestra propia energía. Y a partir de ahí, sentar las bases para que el futuro deje de ser sombrío para ser prometedor.

Love and Peace.

Aquí os dejo una canción de la época, concretamente del 65, mi año de nacimiento, que siempre encontré especialmente bella y cuya letra creo que recoge gran parte de la esencia de esta generación tocada por los ‘dioses del cambio’

 

 

 

 

Saturno ‘Re-loaded’

El próximo 20 de Diciembre, Saturno deja la energía de Sagitario para entrar en su trono de hierro, en Capricornio, signo del que es regente como también lo es de Acuario.  La última vez que ocupó su trono fué en 1989-1990. Su vuelta completa al mandala zodiacal es de 28 años aproximadamente.

¿Y que significa este regreso a su territorio astrológico? Pues que su energía se va a expresar sin duda en su máximo esplendor y pureza. Sin ‘anestesia’. Sin ornamentos ni florituras. Tal cual es. El Dios de la manifestación y la materia.

Saturno junto con Marte, eran considerados los grandes ‘maléficos’ en la Astrología tradicional. Sus efectos tenían que ver con la parte más cruda de la vida. Saturno en concreto, el Dios Cronos, que rige el tiempo, la forma y la materia, tiene la connotación del Dios castigador que trae  terribles consecuencias a quien no respeta su ley. Es el Dios que se ‘come a sus hijos’. Es el Gran Juez. Es la Ley. El Inquisidor. El Señor del Karma. la Responsabilidad. la Autoridad. El Jefe. El Poder. El que pone todas las trabas, los límites  y las dificultades para que la Realidad que se construya sea impecable o no sea. El Estado. Gobierno. Hacienda. Todo ello son expresiones Saturninas y arquetipos Capricornianos.

Visto solo así, digamos que no es muy apetecible conectar con esta energía. Sólo que esa energía es parte de nosotros. Y esto es muy importante que se comprenda bien. No hay un cuerpo celeste enviándote unos rayos malignos para torpedear tu vida. Hay una sincronía entre fuera y dentro que se activa desde tu interior en función de cómo integres ese arquetipo en tí, qué lugar ocupa en tu carta natal, es decir, cómo lo vives y lo expresas. Porqué en todos nosotros existe en nuestro interior un juez, una autoridad, un grado de auto-exigencia determinado, unos valores que determinan lo que creemos justo o injusto, una capacidad de trabajo y de responsabilidad sobre nuestros actos, una forma de ganarnos la vida y sostenernos económicamente. Todo esto tiene que ver con nuestro Saturno.

Pero hay más… La Astrología y sus arquetipos evolucionan al mismo ritmo que evolucionamos los seres humanos. Una vez más, como es dentro es afuera.  Y del mismo modo que todos aceptamos hoy que sin Marte el Guerrero, sin acción, sin movimiento, sin capacidad de iniciativa, sin valentía, no evolucionaríamos ni un sólo paso. Del mismo modo, sin Saturno, no construiríamos nada. Es la energía de la Materialización. Y para materializar lo primero que necesitamos es auto-valorarnos a nosotros mismos. El juez más duro, intransigente y cruel es nuestro juez interno. Y no está afuera, está en nuestra mente. El ser humano es el único que se juzga y se condena a sí mismo millones de veces por el mismo hecho, dando vueltas y más vueltas sobre lo que ‘podría haber hecho o no’. La condena puede ser interminable, sino decides soltarla de una vez.

Re-significar Saturno es de vital importancia para nuestra evolución como especie humana. Necesitamos comprender que sin Auto-estima no hay validación externa. Y que aunque Saturno nos traiga la realidad manifestada, si ésta no nos gusta, lo que debemos hacer es trabajar más y mejor para cambiarla, no resignarnos o sentirnos culpables de todo lo que ‘no hemos hecho bien’. Aceptar los ‘errores’ como oportunidades para construir mejor aquello que no ha podido realizarse es adquirir Sabiduría y experiencia. Eso pide Saturno. No se trata de renunciar o de creer que es desde afuera donde debe venir la validación. Es nuestra propia validación interior la que nos otorga la Autoridad. Si la buscas fuera, quizás no la hallarás nunca.

La culpabilidad, otro efecto ‘saturnino’, es en realidad de una gran prepotencia egoica. Nadie te juzga en el Universo. Ese Dios/Juez no es real. Es una entelequia de la mente humana. Del mismo modo que lo es atribuirse cualquier éxito pensando que uno lo ha hecho por ‘si solo’. Sin las fuerzas co-creadoras del Universo nada es posible. Ni los supuestos éxitos ni los supuestos fracasos. Por tanto, seamos un poco más humildes también cuando tengamos la tentación de sentirnos culpables…

Esta llegada de Saturno a Capricornio es una oportunidad para re-actualizar el arquetipo. Tu puedes escoger poniendo conciencia con qué versión de Saturno quieres sintonizar. La invocación externa del arquetipo o su integración interior.

‘Saturno Re-loaded’ es mi forma de proponerte que dejes ya de una vez ese viejo concepto de Autoridad externa como única forma de validación. Tú eres tu auténtico jefe, tu auténtico juez, tu tienes la potestad de autorizarte o des-autorizarte. De creer en tí. Tu tienes el poder de manifestar la realidad. Sólo necesitas amarte incondicionalmente. Sentir que tu puedes, que tu vales y trabajar por y para ello. Que nada ni nadie gobierne en tu interior. Porqué esa es la forma en que Saturno te premia.

Como decía la gran Louise L.Hay, repítete cada día las veces que sea necesario ‘Me amo y me acepto tal y como soy’. Especialmente cuando sientas el peso de algo por lo que te estás juzgando a ti mismo. Piensa que ni siquiera tus errores son tuyos. Eso también es una construcción del Ego. Lo que sucede es siempre lo único y lo mejor que podía suceder en ese momento para que tu tomes conciencia de algo. No te quedes allí derrotado. Constrúyete de nuevo. Ahora ya Sabes. Re-actualiza tu Auto-estima y date permiso para Ser.  Convierte la pétrea energía Saturnina en un Diamante. Esa es la oportunidad alquimíca que está llegando.diamanteSATURNO

Escorpio’s Time

Escorpio muerte estelar, Nasa

Una mariposa gigantesca y violenta Esta nebulosa es una de las más densas y violentas de las muchas nebulosas planetarias conocidas en la Vía Láctea. Situada a una distancia de unos 4.000 años-luz, en la constelación de Escorpio, NGC6302 tiene una característica estructura bipolar con el eje de simetría cercano al plano del cielo. Las alas de esta gigantesca ‘mariposa’, que tienen un tamaño próximo al año-luz, están constituidas por violentas eyecciones de un gas que viaja a velocidades de hasta 100.000 kilómetros por hora.

El Sol recién entrado en Escorpio, con Mercurio y Júpiter, que hará conjunción exacta el Jueves, nos ofrece un potencial transformador enorme… El paradigma escorpiano consiste en que algo debe morir para poder renacer en lo nuevo. Con Mercurio ‘el Mensajero’ acompañando,  lo que ha estado oculto durante los últimos meses pugna por salir a la luz. Las mentiras, manipulaciones y juegos sucios están a la orden del día.

Pero Júpiter aportando consciencia nos dice ‘ La Verdad os hara libres’. Y en Escorpio eso significa que ya nada volverá a ser igual. La mariposa no vuelve nunca a transformarse en oruga. La evolución jamás es hacia atrás.

Crisis es una palabra escorpiana. Sin ella no hay cambio ni evolución. Sin dolor no hay mariposa. Sin muerte no hay ave fénix (otro arquetipo escorpiano). La fuerza que puede surgir del dolor de esa transformación es inmensa, incalculable. Es la fusión nuclear que representa Plutón. Un combate interior entre la luz y la sombra. Pero esta vez, después de 12 años, Júpiter acompaña el proceso… Y lo amplifica al mismo tiempo que nos trae una visión… Una promesa de entendimiento superior. Unas alas gigantescas que nos ayuden a levantar el vuelo desde el pozo profundo donde nuestras emociones dolorosas han quedado sumergidas.

El proceso escorpiano también nos habla del Poder y del control.  Y nos invita a revisar a quien o a qué otorgamos ese poder. Cuándo nos creemos poderosos o cedemos el poder a otros. Cuándo alguien abusa de su poder y nosostros permitimos ser abusados. O cúando somos nosotros quiénes hacemos un mal uso de nuestro poder personal. La sublimación de Escorpio es entrar en la trascendencia y comprender que el Poder solo es un instrumento de evolución universal, y que es una fuerza evolutiva, que nos atraviesa pero no nos pertenece. Soltar el control es dejar fluir esa fuerza con cosciencia. Y eso requiere acceder a una comprensión mayor, a entender que todo pasa por algo y para algo. Y que incluso aquello que nos produce un inmenso dolor tiene un propósito mayor.

Ese dolor es proporcional a la resistencia al cambio. Cuanto más resistencia, más dolor. Cuanta más fluidez, el sufrimiento decrece. Pero el poder de la transformación es imparable. Porqué en el Universo nada permanece estático para siempre. Y lo que es arriba, también es abajo. En lo personal, y en lo colectivo. Porqué todo es Uno.

La muerte y la vida son parte de lo mismo. El proceso del ‘parto’ es un buen ejemplo escorpiano. Para el bebé nacer es una muerte. La muerte del estado embrionario y ‘placentero’ (que tiene la misma raíz que placenta). El paso de un estado sumergido en el agua del liquido amniótico que nos sostiene y nos alimenta. El bebé desconoce lo que hay fuera. Para él, la Vida es solamente lo que conoce en ese interior uterino. Salir de ahí, de esa comodidad reconfortante, significa morir. Sin embargo sabemos que es justo al contrario. Y llegado el momento, solamente saliendo al exterior puede sobrevivir. Permanecer en lo conocido, pretender resistirse al inevitable nacimiento,  supondria la muerte.

Todo lo que tenga que ver con el miedo, es siempre el mismo miedo. El miedo a la muerte. Escorpio enseña que esa muerte, tal y como la concibimos, no existe como tal. Que todo es un eterno cambio. Que incluso cuando una estrella se muere, las partículas que desprende provocan nuevos nacimientos. Que la Vida siempre persiste. Que los procesos de grandes cambios son los que han permitido la evolución del ser humano como especie. Que los tempos de esos cambios están marcados más allá de nuestra apetencia personal. Por eso Plutón, es transpersonal.  No va a preguntarte si te apetece ahora convertirte en mariposa, te va a empujar al abismo para que no tengas más remedio que desplegar las alas… Y si permites que ese poder te atraviese, el mismo proceso que te empuja te va a empoderar para que resurjas de nuevo.

Son tiempos de cambio. El Universo no esperará por tí.  Utiliza el poder para amar y crecer. Entrégate a él. Porqué donde hay Luz no penetra la oscuridad. Y el Amor es el portador de esa Luz universal. Víbrala primero en tí y podrás expandirla a tu alrededor.

Que la fuerza nos acompañe.

 

predicciones2015net

 

Meditaciones Astrológicas

 

La Astrología es un lenguaje simbólico que nos permite comprender que tipo de fórmula energética manifestamos. Quien somos más allá de nuestra historia personal. Cómo nos comportamos en los distintos aspectos de nuestra vida. Nuestras contradicciones, nuestra complejidad como seres que forman parte de la Unidad pero son a la vez semillas únicas con distintos retos y dones. No hay dos gotas de agua idénticas, sin embargo cada una de ellas conforma el océano. Y el Océano está en cada una de ellas. El Universo se manifiesta a través nuestro, de forma tal que ‘como es arriba, es abajo’.

Poner consciencia en esa combinación energética nos aporta Luz, entendimiento, paz y también la oportunidad de sublimar cada uno de esos aspectos que nos conforman, obteniendo de cada reto un oportunidad única de crecimiento.

Nos aporta a la vez humildad, comprensión, y especialmente, aceptación.  Aceptar quien somos es un paso alquímico indispensable para poder amarnos de verdad. Y hecho este paso, nos será mucho más fácil aceptar al otro.

Todo lo que ocurre afuera, está dentro nuestro. Tanto a nivel individual como colectivo. La Astrología por tanto nos permite tener una visión mucho más despersonalizada de cada situación. Por supuesto, ese lenguaje es tan amplio y complejo como lo es el Universo. Y se despliega en una multitud de formas y colores, es elástico, a menudo ambiguo, pero esa es su maravillosa cualidad. La que nos permite no encasillar sino vislumbrar, acercarnos al misterio de la existencia sin dar nada por sentado.

En los círculos mensuales de las meditaciones astrológicas exploramos ese lenguaje. Nos adentramos en cada simbología de una forma vivencial. Sentimos cada una de las frecuencias para después comprobar en nuestra carta que lugar ocupa y de que forma se expresa.

En la primera meditación recorremos las 12 energías del zodíaco, las 12 improntas arquetípicas que forman el mandala de una carta astral.  Todas y cada una de ellas están en nosotros, y podremos experimentar con que parte nos identificamos ó  con cúal nos sentimos confrontados. Exploraremos la unidad desde nuestra individualidad.

Este viaje hacia nuestro universo interior lo iniciamos el último fin de semana de Octubre en dos horarios y centros distintos para que puedes escoger la opción que mejor te encaje.

Viernes 27 de 18.00 20.30h.  en el Centro Cliden  de Rubí.

Sábado 28 de 10.00 a 12.30h. en el  Dharmayogade Rubí.

Precio 35 Eur.

La confirmación de asistencia es indispensable. Puedes hacerlo por tf al 693922473, por mail a estherbeltranfernandez@gmail.com o directamente al Centro correspondiente.

Para un mejor aprovechamiento del taller también te sugiero que me envies tus datos natales (fecha, hora y lugar de nacimiento. Sino conoces la hora puedes solicitar una partida literal de nacimiento que te llega de forma gratuita por correo en pocos días al Registro civil donde fuiste inscrito)

Acompañamos cada taller con una esencia astral personalizada para cada asistente.

 

Astroconstelacion

Este próximo Sábado 23 tenemos un taller de Astroconstelaciones con Toni Ferragut en Rubí. En el Centro Cliden.

Contacta si estás interesado! Es una vivencia muy interesante para armonizar los retos de tu carta natal, tomar conciencia de como actúan nuestras sub-personalidades y especialmente sanar la memoria inconsciente del mecanismo lunar.

La Luna Astrologíca nos muestra nuestra percepción de la infancia pero también el punto donde se almacenan nuestras memorias inconscientes. Revelar esos patrones, sacarlos a la luz y ponerlos al servicio de nuestro Propósito (Sol) es el objetivo principal de las Astroconstelaciones.

Si vienes a constelar necesitaremos tus datos. Fecha, lugar y hora de nacimiento. Si vienes a representar no es necesario.

Si lo es en ambos casos la confirmación de asistencia.