Luna Nueva en Piscis: Desde el Vacío

 

El próximo Sábado 17 se produce la próxima luna nueva en el grado 26 de Piscis, decanato Pisciano también. Con Neptuno y Quirón acompañando ese encuentro entre Sol y Luna. Entre consciente e inconsciente…Aunque hablar de consciente con Piscis es en si una paradoja.

Es difícil encontrar palabras cuando tenemos que hablar de lo  pisciano porqué su lenguaje es el de las emociones, el imaginario, el abstracto, el todo y la nada al mismo tiempo. La palabra en sí misma, ya es parcial y por tanto fragmentada…

Todos tenemos una herida pisciana. Esta luna nos habla del dolor que nos provoca el propio hecho de nacer, separarnos de la fuente original de donde provenimos para encarnar en algo individualizado y único.

Nos habla del imaginario que necesitamos armar para sobrevivir emocionalmente a ese dolor de sentirnos abandonados.  Y ese dolor no tiene fondo ni final. Es un vacío irreemplazable e infinito. La realidad material nos muestra a cada momento lo terrible que puede ser esa separación del origen y  la añoranza de esa vuelta al hogar que provoca  el sentimiento de abandono, de estar perdido, de no encontrar consuelo en la Tierra.

Es el niño que crea un mundo imaginario de cuentos de hadas, de luz y de color,  que intenta evadirse de una realidad inefable y  dolorosa: El sufrimiento humano.

Sin embargo, el auto engaño es pensar que la evasión, la huida del dolor, va a ser  un camino válido para dejar de sentirlo. En lugar de eso, esta luna nueva nos invita a sumergirnos en la herida para conectar con nuestra humanidad perdida. Para iluminarla, para conectar con la capacidad de sentir nuestro vacio. Porqué solo desde allí podemos construir y crear una nueva realidad.

El Vacío es de donde provenimos. Es allí donde se concentra todo. Como explica  Nassim Haramein  la estructura y las dinámicas de lo que constituye el 99,99999999999% de lo que vemos ahí fuera. El vacío no está vacío, está lleno de energía, infinitamente lleno de energía. Y es desde ahí, desde dónde nace todo lo creado.

Reconocer nuestro propio vacío y hacernos cargo de él no es nada fácil. Cómo no lo es soltar esa herida de separación del origen. Estamos programados para llenarlo. Buscamos personas, situaciones, ideas, elementos que nos hagan creer que podemos cubrirlo. Es como poner diques al mar.

Sin embargo el reconocimiento de nuestra propia vulnerabilidad y de nuestra condición humana, el sabernos gotas de ese océano, sí nos permite re-conectar con esa esencia atemporal nuestra. La Trascendencia como cura.

Una luna nueva es una oportunidad nueva. Un campo por sembrar. Un obertura al campo cuántico desde dónde iniciar una nueva creación. Esa creatividad pisciana  divina que vive en nuestro interior, y concretamente en el vacío que se aloja en nuestro corazón.

Así que esta luna nos da la oportunidad de entregar nuestra herida al Universo, al infinito, al Orígen, al útero universal de donde provenimos. Una ocasión para reconocer y abrazar a nuestra alma valiente que decidió un día atravesar ese umbral de la nada para encarnar como humanos. Y a través de ese espacio del corazón, sentir cual es nuestra contribución a este mundo material.

Es tiempo de inspiración, de conectividad, de saber que no estamos solos del mismo modo que una gota no está aislada del océano. Tiempo de permitir que tu creatividad sirva para hacer de este mundo un lugar mejor. Tiempo de entregar tu herida y nacer de nuevo, crear de nuevo. Tiempo de cerrar, de finalizar un ciclo para re-iniciarte desde el origen, sin mochilas del pasado. Sin victimismo. Aceptar no es renuciar. Soltar no es claudicar. Es más resetear nuestro mundo emocional para auto-sostener cada uno de nosotros nuestro propio vacío.

 

Resultado de imagen de la salida es hacia dentro

 

 

 

 

Anuncios

Luna llena en Virgo : La Vesica Piscis

 

El próximo Jueves 1 de Marzo tendremos una luna llena en Virgo. En su polo opuesto, Sol, Mercurio, Venus, Neptuno y Quirón en Piscis… Una gran oportunidad de sanar el eje Virgo-Piscis, o llamado de otra forma, el eje Cielo-Tierra.

La luna en Virgo nos envuelve con el cuidado, la reparación, la sanación, la conexión con la Tierra, la vuelta a la pureza y al orden universal.

Nuestra energía individual forma parte de la colectiva.  Somos a la vez Parte y Todo. Somos un fractal de la divinidad. Somos océano y gota de agua. En nuestro interior está el Todo y al mismo tiempo nosotros somos una parte de la Totalidad. Esa es la gran paradoja.  Lo vemos al levantar una Carta Natal. Todo el cielo está contenido allí, aunque nuestra semilla única solo puede integrar, manifestar una parte.

La luna en virgo nos hace sentir la imperfección de esa separación del Todo.  Nos vemos llamados a reparar algo, a buscar lo perfecto y completo, sin saber que lo que somos ya es en sí perfecto y completo. El sólo hecho de existir, de encarnar en la Tierra, ya contiene toda la divinidad. Malgastamos tanto tiempo y energía intentando reparar lo irreparable que a menudo nos perdemos en el intento…

La Vesica Piscis, como toda la  Geometría Sagrada nos está  hablando de ese eje Piscis-Virgo. La toma de conciencia de que somos el absoluto y a la vez somos una ínfima parte no es fácil de asumir para nuestra conciencia dual.

Piscis nos lleva a diluirnos en el Todo, a cerrar ciclos, a abandonar nuestra individualidad. Con 4 planetas más Quirón, la herida original, en este signo es tiempo de soltar, de cerrar, de diluir una océano de emociones y  memorias que resuenan en el inconsciente personal y colectivo de 2000 años de Patriarcado.

La Luna en Virgo nos muestra que ese camino de sanación, de restitución del origen, pasa por el retorno al Sagrado Femenino. Al gran útero celestial de dónde todos provenimos, a la Diosa Virgen mantenida por siglos en ‘segundo lugar’, desterrada por un concepto de Dios masculino autoritario y castigador,  es el retorno a  la pureza de nuestra esencia, cuidadora y limpia, libre de máscaras y ornamentos,  de imposiciones antiguas que generación tras generación  han ido programando el inconsciente  colectivo representado por la energía pisciana.

Sanar no es otra cosa que restituir al Ser original que somos. Esta luna en Virgo nos invita a conectar con esa esencia original y pura para poder así entregar una nueva semilla que florezca nueva y armoniosa en esta Tierra madre a la que pertenecemos. Que honre de nuevo el ser completo que somos, yin y yang, femenino y masculino sagrado por igual. Una gota de agua transparente, pura y cristalina que retorne a ese océano regenerada y limpia.

Yo te invito en esta luna llena a conectar y a visualizar con esta imagen de la Vesica Piscis. Un mandala antiguo y poderoso, que contiene la alquimia virginiana y pisciana. El Todo y la Parte. El Sagrado femenino en su digno altar de nuevo.

 

 

ECLIPSE parcial de SOL en ACUARIO

Mañana tenemos eclipse parcial de Sol en Acuario acompañado por la Luna nueva en el mismo signo. Toda la energía disponible para cortar y liberar las memorias conscientes e inconscientes, solares y lunares.
Soltar el pasado que ya no nos sirve para crecer ni evolucionar.
Es tiempo de resetear, de nuevos inicios, de despejar nuestros viejos paradigmas para poder crear los nuevos.
Limpiar y abrir nuestro ideario personal y colectivo para permitir que germinen nuevas semillas. El mundo necesita cambiar y cada vez lo grita más fuerte.
La Tierra, Gaia nos habla a cada momento de esa necesidad imperiosa de cambio y nos empuja mostrándonos la inviabilidad de este proyecto actual ya caduco y agotado que la enferma a ella y a nosotros.
Pero como decía Ghandi ‘ sé el cambio que quieres ver en el mundo’. Ese cambio colectivo tan necesario no puede darse si primero no hay un cambio individual (su opuesto es Leo) que provoque la suficiente masa crítica para provocarlo.
Recordemos que Saturno también rige a Acuario. Y por tanto el cambio revolucionario y colectivo que encarna Urano en nuestro ideario de un mundo mejor donde no haya hambre, ni guerra ni injusticias, viene de la mano de un Saturno que nos recuerda que somos nosotros quiénes debemos manifestar eso a nivel individual. Tomando consciencia por ejemplo de lo que consumes, y no solamente de cómo te alimentas sino más bien de a quien alimentas con tu dinero, Siendo responsable de tus propias acciones, de tu marco mental y de tus actos. Preguntándote qué haces tu para que ese nuevo mundo se materialice.
Cuantas veces he oído esa frase de ‘eso siempre ha sido así y siempre seguirá siéndolo’. Cuánta tristeza me causa esa falta de ‘compromiso’, esa renuncia… Siempre contesto que de ser eso verdad, estaríamos todavía en la Prehistoria…
Por suerte, el cambio es el motor del Universo. Nada se queda para siempre, y la creación es infinita. Y tu no sólo eres parte de esa creación sino que en ti está el mismo potencial co-creador.

Sobre Lilith o la Rebelión de lo Femenino

El Patriarcado en el que vivimos lo tiñe todo. También la Astrología. De hecho, casi todos los ‘Dioses-arquetipos’ astrológicos son masculinos. Desde el Sol hasta Plutón, pasando por Marte, Mercurio, Júpiter, Saturno, Urano y Netpuno. Sólo Venus y la Luna nos hablan de feminidad. Y la Tierra, claro. El lugar donde manifestamos todos los arquetipos…  Pero..¿Dónde está la rabia, la fuerza, la alquimia, la capacidad de transformar del sagrado femenino?. No está en Venus, desde luego, que es la Feminidad domesticada y tampoco en la Luna, que infantiliza lo que toca. Está en la parte oscura de esa Luna llamada Lilith.

Ella representa la rabia de haber sido expulsada. ¿De dónde? Del Paraíso. Nada más y nada menos. ¿Y por que? Por no quererse someter a Adán ni a un Dios eminentemente Patriarcal que le exige sumisión  al hombre. Y Lilith se niega, Se rebela contra ambos y reclama su derecho a Ser en condiciones de iguales. Vaya, vaya..con Lilith. Así que el relato del mito nos cuenta que es expulsada y sustituida por Eva. Quien acepta someterse y servir a lo masculino sin más. Esa Eva es la que llevamos grabada en el  ADN durante los últimos dos mil años como poco. Hombres y Mujeres. Ella es la encargada de ‘gestar’ al hijo del hombre… Y así nos luce.

Mientras tanto, a Lilith la destierran al ‘infierno’. Dónde ella solita se dedica a parir ‘demonios’. Y es interpretada a menudo en Astrología como ‘de lo malo, lo peor’. La bruja, la terrorista, la salvaje…  La queman una y mil veces durante la Inquisición. Porqué ¿ qué es una bruja sino una mujer empoderada que se salta las normas inquisitorias, que sana con sus ungüentos, que se conecta con la Tierra, y danza y canta y se rebela contra el despotismo del Inquisidor?… Las hogueras siguen encendidas a día de hoy.

Ahora mismo ese punto matemático oculto, se encuentra en el signo de Capricornio. El que representa más al Estado, la Autoridad, el Poder establecido, y sincrónicamente la energía de Lilith, negada y oculta, se revuelve en los estómagos del personal. Quizás  es tiempo de empezar a escucharla. Porqué vivimos en una sociedad heredera de Eva, que tiende a someterse para evitar el castigo o el destierro del poder patriarcal. Y aquel que  osa salir del guión, que no ‘se somete, que decide reivindicar su propio poder personal, es excluido porqué todos nosotros lo aceptamos así. Es la norma, la ley, lo ‘políticamente correcto’… Pero en el fondo la ira interior va creciendo y creciendo, los demonios claman por salir del inframundo y Lilith sigue gritándote No. Así no. Escucha su grito, tu grito, rebélate, atrévete a ser auténtico/a, porqué ella tiene la llave de la magia y de la alquimia. Sin la rabia, no hay salto hacia adelante, no hay cambio de paradigma, no hay evolución…

Pregúntate si sigues siendo Eva o  empiezas a reconocer a tu Lilith.

 

Empezamos las clases…

el-signo-ascendente

Mi Sol Escorpio en Casa 3 me lleva a dar lo mejor de mí misma enseñando aquello que siento como transformador. Ese es mi Propósito. Disfruto haciéndolo e intento que lo haga también quien lo recibe.

Así que a partir de Febrero inicio una formación básica de Astrología psicológica en dos centros y horarios distintos simultáneamente en Rubí. Esta Casa 3 geminiana se expresa a menudo con su doble faceta.

Si quieres conocer el tuyo esta formación es para ti. Implica conocerte más y mejor, entender tus retos y contradicciones, el ‘para qué’ de tus experiencias.. con el objetivo de alinearte con tu Propósito de Vida….  El lenguaje astrológico y la mirada consciente a tu interior te ayudarán a comprender que fuerzas mayores se expresan en ti.

En este enlace tienes las fechas de los 7 talleres CURSO ASTROLOGIA

y en este el Programa. psico astrologia

Arrancamos el 9 y el 17 de Febrero, en función del día/horario que escojas.

Para inscribirte, contacta al 693922473 o via mail a estherbeltranfernandez@gmail.com

Saturno en Capricornio Taller

Sábado 20 Enero en Dharmayoga (Rubi) –  10 a 13 h

Los tránsitos de Saturno nos afectan tanto a nivel individual como colectivo, ya que se trata de un planeta ‘social’. Tras dos años y medio en el signo de Sagitario, el día 20 de Diciembre ha entrado en Capricornio, signo al que rige  y en el que permanecerá hasta Dic. 2020.

Su efecto no solamente lo notarán los Capricornio de signo o ascendente sino que todos nosotros tenemos una zona Capricornio en nuestra carta natal y allí es donde se manifestará su energía.

Este taller está destinado a comprender todo lo que conlleva para poder extraer lo mejor de este tránsito,  poner conciencia en su energía nos otorga grandes oportunidades de crecimiento y materialización. De pulir esa energía pétrea para extraer un auténtico diamante.

Facilitad vuestros datos de nacimiento (fecha, lugar y hora) para poder analizar en la carta de cada asistente que parte de tu vida se verá involucrada.  Podrás llevarte también una Esencia Astral para apoyar su integración. Es imprescindible la confirmación de asistencia. a  Dharmayoga, o a Esther Beltrán (693922473). Precio taller  40 Eur.

 

PLUTON-URANO en VIRGO, los eternos revolucionarios

Para entender bien lo que sucede en nuestros días, es importante conocer la influencia que recibimos aquellos que nacimos entre el 63 y el 67.  La generación de la conjunción Urano-Plutón en Virgo.

Si naciste en esos años y además eres Virgo de Sol o Ascendente, es muy probable que tengas esa alianza en tu carta como clave personal. En cualquier caso,  aunque seas de otro signo, el sector Virgo de tu carta está habitado con una combinación que no te puede dejar indiferente.

Esta generación entre la que me incluyo como ascendente Virgo y con estos ‘bad-boys’ en mi línea del ascendente, somos los cincuentones rebeldes que seguimos dando guerra a pesar de que lo que nos tocaría supuestamente por edad  es una discreta retirada en el aburguesamiento pertinente. Sin embargo, nacer con este par de guerreros en un signo como Virgo, que busca estar ‘al servicio’ de los otros, no nos permite demasiado relax. Para lo bueno y para lo no tan bueno, son resortes que se activan cuando el ‘momento’ lo requiere.

Nuestra misión colectiva es la de transformar y liberar.  Sino lo vives de forma activa, lo vives invocado. Quiero decir, no todas las personas de este colectivo van a vivirlo de forma activa. Algunas, negando su propia energía, van a vivir esta potente alianza a través de otros. La proyección es el resultado de cualquier energía de la que no podemos hacernos cargo.

Deshilando un poco la fórmula, vemos que Urano,  regente de Acuario, es el eterno revolucionario. Creativo, inconformista. El Rebelde con o sin causa. Es la ruptura con lo convencional. El Loco y el genio. El `rarito’. Cualquier concepto de ‘normalidad’ está en el polo opuesto de lo uraniano. Es un chispazo inesperado que hace retumbar los cimientos de cualquier cosa que huela a  caduco, convencional o antiguo. Como cualquier energía, puede polarizarse. Es decir, si tu no eres eso, vas a ser lo ‘opuesto’, de tal forma que atraerás a tu vida conflictos con ese arquetipo.

Plutón, por otro lado, regente de Escorpio, representa la máxima polarización entre luz y oscuridad. Su misión es transformar, no reformar. Provoca la muerte, literal y simbólica, de todo lo que toca. Es un super-heroe o un super-villano. Es un ave fénix. La capacidad de renacer de sus cenizas. Es de máxima intensidad y voltaje. Te lleva a los límites para trascender y hacer posible lo imposible. Se vincula al Poder.  El uso de dicho poder ya depende del nivel de consciencia de cada uno. Es a la vez, la oscuridad pero también la Luz que lo ilumina lo oscuro. Plutón puede arrasar lo que toca con el objetivo de construir algo nuevo.  Lo dicho antes sobre la polarización sirve todavía más con este arquetipo. Si tu no tomas consciencia de tu lado plutoniano, algo o alguien te lo va a mostrar…

Si imaginamos estos dos personajes dándose la mano, trabajando juntos, podéis imaginar la gran capacidad de transformación que contienen.

Pero hablemos de Virgo. La propia etimología de su nombre nos da la clave para entender la energía virginiana. Es la búsqueda de la Pureza. No entendida como concepto moral ni religioso, sino cómo búsqueda de la impecabilidad y la perfección. Su misión es servir para alcanzar esa armonía que nos devuelve lo puro. Lo Original, es decir, lo vinculado al orígen.  Virgo tiene la facultad de detectar lo que no funciona. Lo corrupto y sucio. Y se ofrece para restaurarlo. Es sanador. Nos recuerda que nuestra raíz está en la Tierra. en la Pachamama. Nos conecta con el amor hacia ella, con lo natural y genuino. Huye de lo artificial y ornamental. Es práctico y sensato. Es paciente. Como una hormiguita puede dedicar tiempo y esfuerzos a su objetivo. Pretende que todo funcione correctamente. Que cada pieza del engranaje sirva al perfecto funcionamiento del Todo al que pertenecemos. Para lograrlo a menudo su espíritu crítico, frío y observador puede confrontar a otros signos más emocionales. Sin embargo, es gracias a esa ecuanimidad que Virgo puede acceder mejor que nadie a la ‘objetividad’. Otra característica virginiana es la humildad. Actúa sin aspavientos, intentando pasar desapercibido. No busca el lucimiento personal, sino el bien común. Es este punto el que mejor lo conecta con su signo opuesto que es Piscis. Su lado oscuro puede ser excesivamente crítico y escrupuloso, caer en el hipocondrismo y resultar desagradable su exceso de negatividad por tender a ver todo lo ‘malo’.

Obviamente hablo del arquetipo. Nadie en lo personal representa el 100% de ningún arquetipo ya que todos somos un compendio de mezclas y contradicciones que sólo a través de la carta natal individual podemos desentrañar.

Sumando variables, encontramos así que Urano, el revolucionario, junto a Plutón, el transformador, se unen en este espacio virginiano que busca conectar el hombre con la Tierra y lograr que todo funcione en perfecta armonía…

Esos años, del 63 al 67, formaron la base del nacimiento de los movimientos Ecologistas que surgieron poco después (Greenpace 1971). Pero también tuvieron lugar sucesos como el asesinato de Kennedy o la lucha por los Derechos Civiles en EEUU, y todo el movimiento de rebeldía que se vivió en aquéllos tiempos, con la guerra de Vietnam incluida. Con los Beatles, Bob Dylan, marcando una nueva era musical. Los que nacimos en ese tiempo fuimos ‘marcados’ con esa rebeldía…

Decir que estos planetas/arquetipos, al ser trans-personales, son de difícil acceso desde nuestro yo individual. Requieren de un largo recorrido y aprendizaje, normalmente no exento de dolor, para captar ni que sea parcialmente, su naturaleza.  Así que es llegada la madurez, cuando empezamos a estar realmente preparados para asumir esas fuerzas. Sin embargo, nos resulta más fácil entenderlos cuando miramos al colectivo. Porqué de hecho, esa es su misión. Su propia lejanía provoca que los percibamos como lentos. De hecho nadie que esté vivo hoy volverá a vivir esa conjunción.  Urano tarda alrededor de 84 años en dar su vuelta completa, y Plutón más de 260…

Es clave entender, que toda esa generación, es la que está hoy ‘dirigiendo’ , en un sentido o en otro, los grandes movimientos de cambios que vemos a nivel social y colectivo. Polarizados en uno y otro aspecto. Pero impregnados de ellos. Por poner un ejemplo que nos toca de cerca en mi tierra, Carles Puigdemont,  es nacido en 1963. Capricornio de signo, ascendente Virgo con  Urano/Plutón…  La capacidad de resilencia de esta generación es extraordinaria. Eso sí, requiere de un importante trabajo personal para hacerse cargo de la bomba energética que representa esa fórmula. No es de extrañar así, que muchos de nosotros resonemos a nivel energético con ella. Más allá de ideologías, hablamos de fuerzas que nos empujan a re-evolucionar lo que no funciona.

En la actualidad, tenemos a Urano en Aries y a Plutón en Capricornio. Así que los nacidos con estos bad-boys en Virgo hemos recibido de alguna forma el efecto chispazo de ese Urano en Aries que ‘despierta al guerrero revolucionario’ y por otro lado a Plutón que está en el signo de Capricornio,  energía de Tierra bien relacionada con Virgo ( Trígono), que conecta también con la  llamada a la reconstrucción de un mundo mejor.  Y así estamos de ‘revoltosos’ algunos cincuentones…

Pero al final de todo, conviene recordar, que no hay cambio externo sin cambio interno. Así que, amados coetáneos, no paremos de re-evolucionar nuestro mundo interior. Porqué el mejor servicio y legado que podemos dejar a las generaciones futuras, es la auto-sanación de nuestra propia energía. Y a partir de ahí, sentar las bases para que el futuro deje de ser sombrío para ser prometedor.

Love and Peace.

Aquí os dejo una canción de la época, concretamente del 65, mi año de nacimiento, que siempre encontré especialmente bella y cuya letra creo que recoge gran parte de la esencia de esta generación tocada por los ‘dioses del cambio’